domingo, 15 de noviembre de 2009

Fabián y el Olivo

10 comentarios:

Graciela dijo...

Hermosa obra. Desde aquí se huele
el olivo.
Me gusta la luz que has conseguido.
No sé porqué, pero sospecho que este niño es tu hijo.
Me equivoco?

Un beso, pintora de árboles!
Te gustaría conocer mi cabañita en el bosque!

Elio Milay dijo...

Otra obra maestra que me apropio para mi colección de tesoros. Me la llevo a la Luna, espero que no se pixele mucho al convertirla en diapositiva. De todas formas haré un post con ella enlazando a tu blog. Te lo has currado y te mereces el homenaje. Bravo.

Me gusta especialmente porque me identifico mucho con el chaval de la imagen. En algunas fotos de niño y joven (de las pocas que yo me dejé hacer) yo aparezco acariciando las hojas a los árboles. Mi madre se ha pasado toda la vida plantándolos.

Así que en este caso se une la calidad artística que yo admiro en ti y ese componente sentimental. Si se trata de uno de tus niños, hay que decir también que es guapísimo. Y no es por halagar, bien a la vista está la verdad.

Felicidades por tu maravilloso trabajo, hada Arbolina.

Elio Milay dijo...

Una mínima sugerencia...

En el título, si pones la palabra "Olivo" con mayúscula, pienso que se vería aún más bonito.

Liliana Lucki dijo...

La luz invade tu obra.

Espero sea asi tu vida de luminosa.

Gracias por tus comentarios.Un alimento .....

Te visito pronto.Sigue iluminando.

Mi saludo,Liliana.

Elio Milay dijo...

Hay muchos poemas al Olivo, no sabía con cuál de ellos acompañar tu obra. Al final me he decidido por un soneto de Miguel Hernández, que espero te parezca bien. Un beso.


SONREIR CON LA ALEGRE TRISTEZA DEL OLIVO

Sonreír con la alegre tristeza del olivo.
Esperar. No cansarse de esperar la alegría.
Sonriamos. Doremos la luz de cada día
en esta alegre y triste vanidad del ser vivo.

Me siento cada día más libre y más cautivo
en toda esta sonrisa tan clara y tan sombría.
Cruzan las tempestades sobre tu boca fría
como sobre la mía que aún es un soplo estivo.

Una sonrisa se alza sobre el abismo: crece
como un abismo trémulo, pero valiente en alas.
Una sonrisa eleva calientemente el vuelo.

Diurna, firme, arriba, no baja, no anochece.
Todo lo desafías, amor: todo lo escalas.
Con sonrisa te fuiste de la tierra y del cielo.

(Miguel Hernández)

Elio Milay dijo...

Increíbles fotos de la costa Mediterránea las que he visto en el blog de Ana... A las pintoras se os da muy bien la fotografía, es un hecho que tengo comprobado...

Hoy día contra la violencia de género dedico una reflexión sobre la testosterona, que espero me sirva para controlar mejor mis propios gruñidos. Me pongo de muy mal humor a veces por el comportamiento ajeno y me convierto en ogro. Pero bueno, es lo que tiene ser amigo mío, que diplomático no soy y no me callo lo que siento.

Ahora mismo siento envidia de Ana. Si yo tuviera alguna de esas fotos, las incluiría entre las fotos marinas que puse dentro del slide-show al comienzo de mi blog...

Ayer incluí tus amapolas para ilustrar un soneto mío contra la guerra. Y hoy tu piel de árbol, alias "tócame", junto a los árboles de Charo, para ilustrar un soneto mío al que tengo especial cariño, por motivos sentimentales.

Espero que no te moleste que me haya tomado la licencia. Puse enlaces a tu blog, claro.

Paz y amor, hermana. Soy tu fan incondicional.

Ramesh Jhawar dijo...

You are a wonderful artist, Imma! This painting is beautiful.I like the mood and the light in this one.Also the other works where you've created beautiful textures are amazing!
Thanks for taking the time to visit and comment on my blog!
Best regards

Pepa Sánchez dijo...

Hola Inma, casipaisana, me gusta mucho tu obra, tienen una luz especial. Haces con el gouache verdaderas maravillas. Felicidades y besets.

Guille y Sami dijo...

Hola tita. El arbol parece hasta de verdad y parece que Fabián está dentro del cuadro.

GUILLE

Hola tita. fabian se parece al arbol que parece qe que estedentro de arbol

SAMUEL

Olga i Carles dijo...

ATENCION...
UNIDAD...
SIMPLICIDAD...

Gracias.